NOTICIAS SALUD 

El cáncer de pulmón es la neoplasia más mortal y en Perú en la que menos se invierte

Los distintos tipos de cáncer causan aproximadamente 32 mil muertes anuales en el Perú, según cifras del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades, del Ministerio de Salud (Minsa) y la cifra podría incrementarse hasta 40 mil defunciones por la situación de la pandemia, de acuerdo con el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN).

No se conocen aún con certeza los efectos que podría tener el Covid-19 en los pulmones de quienes sufran esta enfermedad, pero en este contexto, una de las neoplasias que podría merecer más atención de la que hoy recibe, es el cáncer de pulmón.

En nuestro país, los tipos de cáncer con mayor mortalidad son los de estómago, pulmón, próstata, hígado, colon, mama y cuello uterino. Sin embargo, de acuerdo con la información que publica el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), la neoplasia de pulmón es una de los que recibe un menor gasto efectivo entre estos tipos de cáncer, poco más de S/14 millones en 2019 (solo se gastó menos en cáncer de hígado ese año).

Según Globocan, el cáncer de Pulmón es la neoplasia que ocasiona mayor cantidad de muertes en el mundo por cáncer.

Javier Albán, investigador, indica que actualmente, el Estado genera ingresos a través tributos ‘extrafiscales’, cuyo fin no es recaudar más sino desincentivar conductas que causen daño, como el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC). Entre estos, al menos tres buscan desincentivar el consumo de productos que aumentan el riesgo de cáncer de pulmón, considerando que esta enfermedad puede desarrollarse también en no fumadores por factores como la mala calidad del aire: el ISC al tabaco, a los vehículos usados y al combustible.

Solo por este último ISC, el fisco recaudó cerca de S/2,500 millones en 2019, lo que dista bastante de los S/14 millones invertidos en cáncer de pulmón el mismo año. “Siempre debería existir una congruencia razonable entre los ingresos por impuestos que buscan desincentivar una conducta, y lo que se gasta para corregir los daños causados por esa misma conducta”. El monto invertido en atención de cáncer al pulmón aparece relegado también frente a otros tipos de cáncer, como la leucemia, el linfoma, cáncer de estómago, de cuello uterino, de colon; o de próstata. “Consideramos que merecería revisarse la prioridad con la que el Estado viene enfrentando el cáncer de pulmón”, sostuvo Albán.

Karla Ruiz de Castilla, coordinadora de la Unión Latinoamericana contra el cáncer de pulmón, institución que monitoreo y encuestó a pacientes con cáncer de pulmón en Perú añade que, durante el mes de abril del 2020 se redujo la atención de pacientes con cáncer de pulmón en un 82% respecto al año anterior.

Ruiz de Castilla indicó que según datos del INEN, en abril de 2020 los radiodiagnósticos, fundamentales para la detección de cáncer de pulmón, habrían descendido en un 73% respecto a 2019. Y que el promedio de operaciones realizadas por cirujano disminuyó un 90% respecto al año anterior. Finalmente indicó que la tasa de mortalidad post operatoria fue 7 veces mayor, solo 1 de cada 8 pacientes operados sobrevivió durante ese mes.

Sin duda se trata de un escenario aterrador para los pacientes con cáncer, entre los cuales aquellos con cáncer de pulmón son los más vulnerables. Miles de muertes, no por haber contraído el virus, sino por que no pudieron ser diagnosticados a tiempo, no tuvieron un diagnóstico preciso, no pudieron operarse, no tuvieron posibilidad de continuar con su tratamiento o acceder a tratamiento personalizado.

No existen pruebas moleculares para determinar que sub tipo de cáncer de pulmón tienen los pacientes y esto es prioritario para conocer que tratamiento aplicarles, la excusa ante esta solicitud suele ser la falta de dinero para invertir en el tratamiento de los pacientes, sin embargo, sabiendo que ya la inversión es poca, en 2020 solo se ejecutó el 79% del presupuesto destinado a detección de cáncer de pulmón y el 75% del presupuesto designado a tratamiento.

En países de América Latina (Argentina, Brasil, Chile Colombia, México y Perú) el promedio de medicamentos disponibles es de 3,290. Perú se encuentra por debajo de este promedio (casi la mitad) e incluso por debajo de todos los países de la región con 1,929 medicamentos.

No miremos hacia otro lado, los pacientes con cáncer de pulmón necesitan ser priorizados. Pruebas moleculares para detectar con precisión el sub tipo de cáncer que tienen y acceso a tratamientos para su subtipo de cáncer.

Comparte