NOTICIAS SALUD 

Segunda Ola: 4 síntomas del COVID-19 que podrían generar cuadros de deshidratación severa

Las preocupantes cifras de infectados y muertos a causa de la pandemia
del COVID19 y la aparición de nuevas cepas que traen consigo nuevos síntomas, recuerdan a la población de la importancia de continuar protegiéndose. Sin embargo, mucho de estos síntomas generarían otras consecuencias que también ponen en riesgo la salud de los peruanos, una de
ellas es la deshidratación, la cual a causa de la pérdida excesiva de líquidos y electrolitos en el organismo podría comprometer la vida del paciente.

Estar deshidratado significa que el cuerpo no tiene suficiente cantidad de agua para seguir funcionando correctamente, lo que aumenta el riesgo de hospitalizaciones. Las personas, en circunstancias normales, pierden agua a través del sudor, las lágrimas, la orina y las heces, la cual es reemplazada al tomar agua o bebidas y alimentos con alto contenido de líquidos. Sin embargo, cuando una persona es víctima de los síntomas del COVID-19, podría sufrir una deshidratación severa.

Según la Organización Mundial de la Salud, alrededor del 80% de las personas se recuperan del COVID-19 sin necesidad de tratamiento hospitalario. Por este motivo, Dra. Romy Mayta, especialista en deshidratación de B Braun, da a conocer cuáles son los síntomas del coronavirus que podrían generar cuadros severos de deshidratación y cómo tratarlos desde casa:

  1. Fiebre: Uno de los síntomas más comunes de los pacientes con coronavirus es la fiebre, la cual se manifiesta como una respuesta natural del sistema inmunológico y es un signo claro de que se está combatiendo un agente extraño que significa un riesgo para nuestro cuerpo. La fiebre alta es una causa común de la deshidratación debido a la pérdida de
    grandes cantidades de agua y sales minerales por el aumento de la temperatura del organismo. Asimismo, la fiebre puede ser consecuencia de la deshidratación, debido a que la falta de agua en el cuerpo puede producir un desequilibrio en la temperatura del mismo.

    2. Deposiciones Líquidas: La segunda ola de contagios viene reportando nuevos síntomas que podrían estar relacionados con la nueva variante del coronavirus, uno de ellos son las deposiciones líquidas, un síntoma que no se presentaba frecuentemente. La población podría confundir este síntoma como una infección estomacal que es común en la temporada de verano; sin embargo, estas deposiciones no deben pasar desapercibida, dado que si no es tratada de forma inmediata generará un cuadro de deshidratación que podría desencadenar en hospitalizaciones.

    Durante los episodios de deposiciones liquidas generadas por el COVID-19, el organismo pierde parte importante de agua y electrolitos (sodio, cloruro, potasio y bicarbonato) causando deshidratación.

    3. Dolor de garganta: Según la Organización Mundial de la Salud, el dolor de garganta también es un síntoma del COVID-19, sin embargo, está considerado en los menos frecuentes. Este síntoma también podría generar deshidratación, dado que la persona tiene menos ganas de comer o beber debido al dolor generado al ingerir los alimentos. Al principio este síntoma suele ser leve y empeora gradualmente, aunque en algunos casos este síntoma es de carácter leve.

    4. Diaforesis: Es el término médico utilizado para referirse a una excesiva sudoración, debemos estar alerta e identificar cuándo se presenta y si están acompañados de otros síntomas como fiebre y dolor de garganta, ya que suele acompañar a los síntomas frecuentes generados por COVID -19. Además, si se presenta una sudoración excesiva es posible que esté vinculado con alguna otra patología.

    ¿Cómo tratar los cuadros de deshidratación?

    Durante cuadros agudos de deposiciones líquidas, fiebre alta o dolor de garganta, es importante reponer líquidos y sales. Para la mayoría, eso significa beber agua, jugo o caldos, sin embargo, estos no contienen las sales y los electrolitos -minerales como sodio y potasio- que son esenciales para que el cuerpo funcione.

    Puedes ayudar a mantener los niveles de electrolitos estables mediante el consumo de soluciones orales, los cuales contienen una cantidad equilibrada de agua, azúcares y sales que favorece la absorción del líquido. Existen líquidos listos para tomar, como Frutti Ped (niños) y FruttiFlex (adultos), los cuales brindan aportes básicos que corrigen la deshidratación, cubren las pérdidas y previenen la deshidratación. Estos productos se pueden adquirir en las principales boticas y cadenas farmacias de Lima y provincias.

    Asimismo, se recomienda que toda persona que tenga fiebre, tos o diarrea, junto a otros síntomas como dificultad para respirar,  dolor u opresión en el pecho o problemas para hablar o moverse, solicite atención médica lo antes posible.
Comparte