JOHNNIE WALKER SE UNE AL ARTISTA URBANO “PÉSIMO” EN UN HOMENAJE AL PERÚ

Lima. Para conmemorar los 200 años de Perú, Johnnie Walker con el artista urbano y muralista Pésimo, diseñaron un empaque especial por el bicentenario de una de sus etiquetas más representativas, Johnnie Walker Red Label. El empaque cuenta con diversos e icónicos elementos locales en su diseño como Machu Pichu, el cóndor, figuras incaicas entre otros y es de material 100% reciclado.

Este innovador diseño, creado por uno de los pioneros del arte urbano en el país, también está plasmado en un mural ubicado en la Av. Pedro de Osma 240 (Barranco). Tanto en el arte del mural como en el empaque de Johnnie Walker Red Label se puede apreciar una composición que hace referencia a las tres regiones naturales de nuestro país, resaltando elementos icónicos de cada una de estas zonas.

“Como marca reconocida en el mundo y muy querida en Perú queríamos homenajear al país en un momento culturalmente tan trascendental como lo es el cumplimiento de sus 200 años. Estamos muy contentos de hacerlo en conjunto con Pésimo, creando y plasmando en diversos espacios un arte que refleja la diversidad cultural, belleza natural y fuerza que tanto nos caracteriza,” comentó Chiara Petralli, Senior Brand Manager de Johnnie Walker.

Con 23 años de carrera y autor de impresionantes murales en más de 40 países, Pésimo vio en esta colaboración con Johnnie Walker una gran oportunidad para plasmar una expresión auténtica del espíritu peruano, desplegando todo su talento a través de los principales atractivos que caracterizan a este país de colores, paisajes y costumbres llamado Perú.

“Me gusta llevar mi trabajo a nuevos niveles, exigiendo mi creatividad al máximo y poniendo toda mi pasión en cada trazo. El arte que creamos con Johnnie Walker, más allá de reflejar características y lugares icónicos del Perú, es una oportunidad para expresar la inmensa riqueza y complejidad que posee nuestro país y reflexionar sobre el camino que aún debemos recorrer para seguir poniendo en valor todo lo bueno que tenemos”, comenta.

Pésimo.
Comentando sobre el diseño, Pésimo detalla que se trata de una composición que une a las tres regiones naturales del país. La fuerza y belleza de la selva son representadas por el otorongo, la serpiente y el papagayo, quienes dan pie a una visión central de Machu Picchu como ícono rey.

Luego, esta visión de la obra maestra incaica se une a la región costera en una armoniosa transición liderada por la imagen del cóndor, frente a frente con representaciones de peces BEBER CON MODERACIÓN.

precolombinos y aves del litoral. En esta transición no pasa desapercibido el caminante de
Johnnie Walker, quien señala el rumbo hacia la parte final del mural, la cual evoca al Perú
moderno y emprendedor, insinuando de manera simbólica a seguir caminando hacia el
futuro sin dejar de mirar las lecciones del pasado. 200 años de historia ilustrados en un solo
diseño.
Los empaques de edición limitada de Johnnie Walker Red Label pueden conseguirse en las
principales tiendas y supermercados del país.

Comparte