GASTRONOMÍA NOTICIAS 

La combinación perfecta entre los quesos franceses y las cervezas artesanales

Uno de los secretos para maximizar la experiencia de los sabores es el encanto que existe en la mixtura entre un alimento y una bebida, hallar una armonía entre ellos. En ese momento, surge el lenguaje del amor, un idioma universal que no sólo habla a los amantes de la buena vida, de la buena comida y la buena bebida.

En el caso de los quesos europeos, sobre todo los franceses, son muy fáciles de maridar con diferentes tipos de bebidas. Por ejemplo, con una cerveza artesanal forman una combinación perfecta y nos ofrecen una variedad de sabores y aromas, capaces de satisfacer al paladar más exigente.

Los quesos de sabor fuerte van muy bien con cervezas a las que se consideran más robustas. En realidad, conforme los quesos maduran, la cerveza debe tener más cuerpo e incluso mayor graduación alcohólica.

Entre la cerveza artesanal y los quesos franceses surge un diálogo natural ya que tienen muchas similitudes: el proceso de elaboración, el tipo de producción y lo más importante el amor que sus productores ponen en su elaboración, que se convierte en ese lenguaje común, el idioma del amor.

Al igual que en el caso de los quesos de Francia, existen cervezas artesanales de todo tipo: ligeras, complejas, dulces, amargas, etc.

Comparte