FARANDULA NOTICIAS 

Así fue la serenata de Tania Libertad y Eva Ayllón para las madres en su día

Lima.- Como hace cinco años Tania Libertad y Eva Ayllón regresaron al escenario del Teatro Peruano Japonés para ofrecer la segunda edición de “Eva con Libertad” y el resultado fue excepcional.  El doble concierto, ofrecido anoche y el pasado viernes, concebido por Libertad, presentó una propuesta musical diferente, en la que se fusionó la música peruana con la mexicana y que permitió que las voces de estas dos excelsas cantantes peruanas se luzcan en toda su plenitud.

El conmovedor espectáculo, producido por DEA Promotora, se inició con un dueto de la canción “Debut y despedida”, presentado con arreglos modernos. “Traeremos a esta época esos valses que me hacen recordar cuando era niña”, adelantaba Libertad. Luego, vendrían “Que nos pasó a los dos”, “Negra presuntuosa” y “La rosa del pantano”. El público retribuía tanta emoción con aplausos interminables.    

Gozosa de fusionar la música peruana con la mexicana, Tania, quien vive en México hace 42 años,  presentó en solitario los temas “Cucurrucucú paloma” en tiempo de vals landó, “Voy a apagar la luz”, composición del inmortal Armando Manzanero, su gran amigo,  en tiempo de soul, su propia versión del vals “Regresa” y el clásico mexicano “Cielo rojo”.

Prosiguieron los dúos y juego de voces de estas dos leyendas del arte y cultura peruana con “La danza clara”, “El último brindis”, “Perdón” y “Nunca me faltes”, música que ambas intérpretes invocan perdure en nuestra memoria colectiva.  

Luego, fue el turno de Eva como solista.La maestra encantó al respetable con su versión minimalista de “Bello durmiente”,  el tango “Nostalgias”, el himno latinoamericano “Gracias a la vida” y “María Landó”.  “Gracias a cada uno de ustedes por darme todo lo que me dan”, agradecía Eva, conmovida con aclamación unánime de su público.  “Tania hizo los arreglos, el repertorio y hasta lo que debo decir en este show, así que este ‘Eva con Libertad’ se la debo a Tania”, confesaba Eva. 

Libertad volvió a unirse a Ayllón para cantar juntas “Dos gardenias” y “Adoro”, también de Manzanero. “Adoro fue hecho originalmente en vals peruano, así que estamos volviendo para atrás y les traemos este arreglo… en el que la voz de Eva y la mía salen más limpias”, explicaba Tania a la entusiasmada concurrencia, que luego de la magnífica interpretación en dúo de “Caruso”, tenía ya el alma desnuda. Con “Hoy” de Gian Marco  y la versión de “Concierto para una sola voz” hecha por ambas artistas especialmente para este espectáculo, el público quedó rendido ante la excelencia musical. Tanto talento fue ovacionado de pie.

“Fina estampa”  de Chabuca Granda anunciaba  la despedida de un público que quería seguir escuchándolas. Eva y Tania volvieron a escena para interpretar  “Si nos dejan”, “Mal paso” y “La contamanina”. Finalmente, con “Amor eterno”, de Juan Gabriel, tema dedicado a todas las madres peruanas en su día, se cerró con broche de oro este sublime espectáculo.

Comparte