NOTICIAS SALUD 

Violencia de pareja puede causar trastornos mentales y hasta suicidios

Lima.- La violencia de pareja puede provocar trastornos mentales o incluso la idea de auto eliminarse, entre otros factores. Así lo sostuvo la psicóloga Sherly Bustamante, docente de la Escuela de Posgrado de la Universidad Continental, en el seminario «Violencia de pareja: consecuencias psicológicas», organizado por dicha universidad.

La especialista precisó que la violencia de pareja es uno de los llamados “delitos democráticos”; es decir, se da independientemente de género, nivel social, cultural o económico. “Tiempo atrás se creía que este tipo de violencia se registraba en personas de estratos económicos bajos, con estudios precarios, desocupadas o dependientes económicamente, pero eso no es así”, indicó la psicóloga.

Añadió que otras consecuencias de la violencia de pareja podrían ser: sensación de menor bienestar, expresado en un menor nivel de productividad; incremento de la vulnerabilidad para adquirir enfermedades, baja motivación, deficiente rendimiento académico y hasta desorden de sueño o de ingesta de alimentos.

¿La violencia es solo contra las mujeres? No siempre. La académica aclaró que cuando se habla de víctimas de la violencia de pareja, estas pueden ser tanto mujeres como hombres. “Se da entre parejas heterosexuales y homosexuales; en quienes conviven y en quienes no viven bajo el mismo techo, pero mantienen un vínculo; en parejas adultas, jóvenes e incluso adolescentes que establecen una relación”, refirió.

Sherly Bustamante advirtió que estas potenciales consecuencias no se pueden generalizar para todas las víctimas, pues mucho dependerá de cada pareja. «La personalidad, por ejemplo, puede ser un factor de vulnerabilidad que incremente los efectos de la violencia; o por el contrario, haga a la persona más fuerte para enfrentar el problema. Así también, puede darse en personas que tengan muchas dificultades para adaptarse, altamente inestables, impulsivas; que toman muy en cuenta lo que piensan los demás, o que no cuentan con un sentido de vida fijo».

Finalmente, recomendó que, ante una situación de violencia de pareja, las personas deben superar la barrera de la vergüenza y buscar urgente apoyo especializado o familiar. «Algunas víctimas también han aprendido a liberar o expresar sus emociones de otra manera, distrayéndose e, incluso, encontrando en la religión una manera de superar el problema y salir adelante», añadió.
Si desea acceder a la conferencia completa puede ingresar

¿A dónde recurrir?

  • Las personas afectadas por violencia de pareja o violencia al interior de la familia pueden llamar a la línea 100 del Ministerio de la Mujer. También pueden llamar familiares o personas cercanas a las víctimas, tanto si se registra agresión verbal o psicológica o, incluso, en una situación tentativa de agresión.
  • Las comisarías tienen la obligación de atender de forma inmediata denuncias de casos de violencia contra la mujer o integrantes de la familia, según lo dispone la ley 30364.
Comparte