FARANDULA NOTICIAS 

Pirineos en llamas se desvanece en el nuevo sencillo de su próximo Ep

Lima.- Pirineos en llamas es una banda de rock alternativo que se formó a finales del 2019 como parte del importante proceso de las nuevas bandas antioqueñas colombianas, que hoy día lideran la escena alternativa colombiana.

Después de una serie de sencillos exitosos, la banda presentó en 2021 Soliloquio, su álbum debut junto a una serie de videoclips emocionantes que les han merecido el reconocimiento artístico en ámbitos culturales más allá de la música, como fue su participación en Bogoshorts 2021 con el audiovisual de “Fuego en la habitación”.

De esta manera la banda empezó a girar por su país y se ha presentado desde entonces en varios festivales de la alternativa colombiana como el Rock and Sex en Bogotá o el Festival más que sonidos en Guatapé, Antioquia. También sus canciones han encontrado una importante rotación en Radiónica, principal emisora pública colombiana en la que “Fuego en la habitación” fue canción de la semana y alcanzó el puesto número 7 en el conteo anual de Demo Estéreo.

Después de la cálida recepción de este primer trabajo y de haber empezado a girar por Colombia en sus ciudades principales, Pirineos en llamas ha empezado a adelantar los lanzamientos de su próximo lanzamiento discográfico, el EP Milenios en este cuarto. Cerrando el 2021 la banda estrenó “Hace tiempo”, para luego presentar “Todo bien” junto a la también banda antioqueña Volcán, y ahora Pirineos en llamas regresa con “Desvanecerme”, un corte oscuro y emocionante que se perfila como uno de los sencillos más explosivos de su próximo lanzamiento.

El sencillo se construye sobre una pesada melodía de un bajo acelerado sobre el que aprietan guitarras filosas y explosiones de percusiones, conforme la voz de Thomas Tabares se funde con una base de ecos y programaciones que recuerdan el ruido de la monotonía a la que nos enfrentamos en un mundo en el que la productividad, antes que la emotividad, primar por sobre todo.

“Es una canción introspectiva en el que el factor principal es la soledad y la monotonía. Trata de plasmar la forma en la que se sienten las personas en lo cotidiano: levantarse, ir a trabajar, levantarse, trabajar. Así la vida se convierte en una pesadilla: nada tiene sentido, nada da comodidad”, explica Fabián Buitrago, guitarrista y coros de Pirineos.

De esta manera los paisas logran evocar el hartazgo de los días que se suceden sin diferencia con una composición envolvente e hipnótica, convirtiéndose en un escape a la rutina a fuerza de estrepitosos coros y arpegios delicados y fríos que invitan a la proximidad del público para sobrevivir al deshielo de las horas. “Desvanecerme” aparece como uno de los momentos más dinámicos y enérgicos de la hiperactiva habilidad de componer canciones de Pirineos en llamas.

Acompañando el lanzamiento llega un videoclip a cargo de David Londoño en la dirección y Santiago Zuluaga en la producción, que retrata el bucle de monotonía y aburrimiento de un personaje solitario que se desdibuja en la cotidianidad de una ciudad nocturna. “Queríamos unos contrastes entre calma y movimiento, lo que implicó varios retos de producción que se sortearon para lograr un video emocionante”, explica Santiago Zuluaga, del equipo de producción. Por otro lado, David Londoño, también del equipo, añade: “Cuando los muchacho nos comentaron de la canción inmediatamente pensamos en un personaje y cómo su entorno lo afecta. Después de escucharla, pensamos que tenía que ser algo mucho más personal. Por eso aislamos al personaje de la mayoría de las interacciones que tiene, creando más bien un quiebre personal, una búsqueda interna propia”.

Esta rasgadura de su cotidianidad implica un cambio en la mentalidad del personaje anónimo que ve cómo se fracturan sus hábitos: el orden de su casa, la comida exacta para cerrar la jornada, los hábitos tecnológicos que lo aíslan. Pirineos en llamas entiende, de nuevo, cómo dar forma a los sentimientos más esteparios de la identidad moderna, combinando imagen y música para crear la banda sonora de nuestros días, jornadas eternas de las que valdría la pena escapar, así sea brevemente para ver a la banda de Medellín en un próximo concierto.

Comparte