NOTICIAS SALUD 

4 de cada 100 muertes maternas son causadas por el aborto y sus complicaciones

Lima.- Cifras alarmantes. De acuerdo con la información del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades del Ministerio de Salud (Minsa), durante el año 2021, cuatro de cada cien muertes maternas tuvieron como causa el aborto o alguna de sus complicaciones.

En el Perú, solo es legal el «aborto terapéutico», que, según el artículo 119 del Código Penal, se autoriza cuando «es el único medio para salvar la vida de la gestante o para evitar en su salud un mal grave y permanente». Bajo este mismo texto, para practicarlo se debe contar con el consentimiento de la mujer embarazada o su representante legal.

Para implementar el aborto terapéutico se cuenta con una «Guía técnica nacional para la estandarización del procedimiento de la atención integral de la gestante en la interrupción voluntaria por indicación terapéutica del embarazo menor de 22 semanas con consentimiento informado», esto dentro del marco de lo dispuesto por el citado artículo 119 del Código Penal.

La maternidad adolescente se reconoce como una situación de riesgo porque, por lo general, el embarazo a temprana edad no ha sido planificado y no recibe atención oportuna. Además, como una situación propia de su condición evolutiva (pues se trata de aquellas que aún están en crecimiento), las adolescentes están expuestas a diversos riesgos para su vida y su salud. A estos riesgos se añaden las barreras que impiden el acceso al aborto terapéutico, lo que conduce a muchas adolescentes a optar por los abortos clandestinos, los que, en muchos casos, terminan en una muerte materna.

Las adolescentes que ven su vida expuesta a los riesgos de un embarazo no deseado sufren una vulneración de sus derechos. Esta situación tiene en el Estado a su principal responsable. Según un informe de la Defensoría del Pueblo, elaborado en el año 2021, de un total de setenta establecimientos de salud, solo veinte conocían la existencia de la guía técnica sobre el aborto terapéutico. Este desconocimiento agrava la situación de las adolescentes.

Se plantea, por todos estos motivos, que las autoridades del país incrementen sus esfuerzos para capacitar al personal de salud en la aplicación del aborto terapéutico, así podremos lograr que menos niñas y adolescentes sufran las consecuencias de un embarazo que las expone a una maternidad forzada y que las mata en el peor de los casos.

Comparte