NOTICIAS SALUD 

Cáncer de próstata: cómo identificar esta enfermedad silenciosa

Lima.- El cáncer de próstata continúa siendo el segundo tipo de cáncer con mayor incidencia en los varones. Cifras del MINSA indicaron que en el Perú se diagnostican 24 nuevos casos de cáncer de próstata[ii] al día. Y aunque continúa siendo una de las neoplasias con más índice de éxito en su tratamiento, es importante detectarla a tiempo, puesto que, de acuerdo con los datos de la institución, solo el 17% de casos de esta neoplasia han sido detectados a través de un chequeo preventivo[iii].

No obstante, la detección temprana permite tener tasas de supervivencia a 5 años del 100% esta tasa de supervivencia disminuye solamente al 30% cuando se diagnostica la enfermedad en etapas avanzadas+. Por ello es importante acudir al médico a tiempo y realizar los exámenes correspondientes para su tamizaje y diagnóstico[iv]. Adicionalmente, es importante educar y sensibilizar sobre el cáncer de próstata, desmitificando las pruebas de detección necesarias. El cáncer de próstata no solo está condicionado al estilo de vida que una persona lleve, factores como los antecedentes familiares, la raza y la edad también representan un riesgo para desarrollar la enfermedad. Se estima que más del 60% de los casos son detectados en hombres mayores de 65 años. Por ello, es vital que se realicen chequeos preventivos y tener un historial familiar claro

¿Cómo se diagnostica el cáncer de próstata?

Las pruebas para el tamizaje del cáncer de próstata son dos: antígeno prostático y tacto rectal, y la prueba de diagnóstico es la biopsia. El antígeno prostático, también conocido como PSA por sus siglas en inglés, es una sustancia que produce la próstata y un nivel elevado de esta sustancia puede dar señales de problemas en dicha glándula

Es importante desmitificar y romper con los tabúes relacionados al tacto rectal, asociados a una falta de virilidad o una práctica que podría poner en riesgo la salud de los hombres. Muchos varones evitan realizarse estos exámenes, y sin estos, es imposible detectar el cáncer de manera oportuna.

El tacto rectal, por otro lado, permite que los médicos puedan palpar la próstata y detectar si existe alguna masa u otro cuerpo extraño. Ambas pruebas complementarias y ninguna puede ser reemplazada, y deben ser realizadas anualmente a partir de los 50 años[vii].

Además de realizarse los exámenes anuales de rutina, es importante que los hombres, estén atentos y puedan identificar síntomas y signos de alerta frente al cáncer de próstata como lo son dificultad para iniciar o retener la orina, o ardor al orinar entre otros . Estas señales pueden dar las primeras alertas de algún problema mayor, por lo que se debe consultar al médico ante cualquiera de estas.

Si estas son frecuentes y van acompañadas de una necesidad de orinar de manera frecuente, especialmente por la noche; de dificultades para vaciar la vejiga por completo, de dolor u ardor al orinar o de sangrado en la orina o en el semen, es importante que recurra a un médico especialista. Otros malestares relacionados con este tipo de cáncer son el dolor persistente en la espalda, las caderas o la pelvis y el dolor al eyacular[ix].

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, se pueden evitar entre el 30% y el 50% de los casos de cáncer reduciendo los factores de riesgo y aplicando estrategias preventivas basadas en la evidencia[x]. Realizar los exámenes anuales y realizar periódicamente la prueba de antígeno prostático permitirá que más hombres cuiden de su salud y sean conscientes de la relevancia de seguir hábitos de vida saludables.

Comparte