BELLEZA 

¿Cómo tener las cejas perfectas en casa?

Para estilizarte las cejas tú misma, ante todo, es fundamental disponer de unas pinzas capaces de capturar hasta los pelos más cortos y difíciles de depilar. Algunos modelos, de hecho, por su forma o porque están un poco anticuados, no permiten ejercer suficiente agarre.

Por eso es necesario utilizar modelos con punta oblicua, que te permitan mantener una excelente visibilidad durante toda la operación. Tener unas tijeras a la mano también puede ser útil, en caso de que sea necesario cortar algunos cabellos que son más largos y desiguales que el resto. Por último, no podemos ignorar el uso de un cepillo especial que usaremos para peinar las cejas antes de iniciar el grooming.

Presta atención a las proporciones
Debes probar cuál forma se adapta más a tu rostro. Incluso si no existe una regla universal, dado que cada rostro es diferente, puede ser útil utilizar la técnica de los tres puntos. Simplemente coloca un lápiz vertical primero, a un lado de la nariz: su punta marcará el comienzo. Luego, nuevamente partiendo de la fosa nasal, el lápiz debe cruzar la pupila en diagonal, apuntando a la parte más alta de la ceja. Finalmente, apuntarlo a la parte más externa del ojo ayuda a determinar el punto final. Así, bastará con quitar los pelos fuera de este patrón y ya está.

Prepara la piel
Una de las cosas más difíciles, a la hora de retocar las cejas en casa, es el momento del dolor que, a menudo, implica que incluso te correrán las lágrimas. Por eso es bueno suavizar la piel antes de iniciar la depilación, aplicando una crema o actuando inmediatamente después de la ducha. De esta forma el vello ejercerá menos resistencia y retirarlo será más fácil y menos doloroso. Por último, para evitar que se rompa, recuerda siempre agarrar firmemente el cabello por la base y no por las puntas.

No te dejes llevar
A pesar de que la moda de la década del 2000 está regresando, esto no significa que la tendencia de las cejas delgadas también tenga que regresar. Es mejor no alterar demasiado su forma y densidad y, en cambio, apuntar a limpiar los contornos. El riesgo, de hecho, es que si te excedes con las pinzas, el cabello eliminado ya no volverá a crecer. Y si simplemente no puedes resistirte a la tendencia Y2K, solo tienes que inspirarte en Iris Law, la hija it girl de Jude Law, que nos deleitó con unas cejas muy finas en Instagram, pero las creó con la ayuda de maquillaje y luego rediseñándolas, en una versión muy estilizada.

Comparte