NOTICIAS SALUD 

Especialista recomienda uso de cremas, abundante agua y buena alimentación de escolares para enfrentar el intenso calor

Empezó el retorno a clases presenciales después de dos años de confinamiento y se hace en medio de un intenso calor. Esta exposición puede generar problemas en piel y ojos, principalmente; por ello, el doctor Anyilo Pino, docente de Medicina de la Universidad Continental, brinda cinco recomendaciones para evitarlos.

1. Uso de cremas. Muy necesarias aplicarlas sobre la piel para la protección de los rayos del sol. Esto ayudará a evitar el daño por radiación ultravioleta en la piel. Factores por encima de 50 de protección es el recomendado por cada hora de exposición solar.

2. Gorros. Una de las formas de prevenir el impacto del sol en la piel y ojos, es el uso de gorros. Pueden ser aquellos que tienen visera o ala delantera, o mejor los sombreros que brindan mayor protección. Hay modelos para todos los gustos.

3. Buscar sombra. Principalmente en las horas de mayor radiación solar (entre las 11 de la mañana y 3 de la tarde), instruir a las y los escolares a buscar zonas de sombra para evitar protegerse del intenso sol.

4. Abundante agua. Se recomienda consumir un mínimo de 2 litros de agua al día. De realizar ejercicios físicos, agregar un litro como mínimo.

5. Alimentación saludable. Es clave una alimentación nutritiva y saludable. Cuatro comidas es el ritmo recomendado, teniendo al desayuno como el momento más importante. No se puede asistir a clases sin haber tomado desayuno ya que las calorías y proteínas perdidas durante el sueño se recuperan con esta comida. Aquí las proteínas de productos lácteos y frutas son las que dotarán del mencionado gasto metabólico de la noche y el día anterior. Evitar el uso de azúcar en bebidas u otros alimentos.

Finalmente, el especialista recuerda que es muy importante promover la realización de ejercicios físicos en los escolares: al menos una hora, 3 veces por semana.

«Es importante fortalecer los cuidados que deberán tener tanto los colegios como los padres de familia para que se pueda lograr un retorno escolar saludable para los niños y adolescentes», finaliza el médico y docente de la Universidad Continental.

Comparte