NOTICIAS SALUD 

 Lonchera escolar saludable contribuye a un buen rendimiento físico e intelectual del niño en tiempos de pandemia

Ante el inicio de las clases presenciales, los padres de familia deben considerar una saludable lonchera para el refrigerio escolar de sus hijos. En ese sentido, el Ministerio de Salud (Minsa), a través del Instituto Nacional de Salud (INS), recomienda alimentos y líquidos hidratantes, en el marco del inicio del año escolar 2022 denominado “Todos vuelven sanos y protegidos al cole”.

La nutricionista del INS, Rosa Salvatierra, señaló que sustituir el desayuno por el refrigerio o lonchera no es recomendable para un escolar porque genera síntomas de cansancio y poca motivación en las horas de clase, perjudicando su rendimiento.

“El refrigerio o lonchera escolar saludable debe ser fácil de preparar, práctico de llevar, evitando opciones no saludables y abundantes, variado con alimentos disponibles localmente y, sobre todo, nutritivo y libre de octógonos”, precisó.

La especialista explicó que el refrigerio escolar es la preparación consumida por los niños durante el tiempo específico de recreo, independientemente del lugar de procedencia o adquisición.

“Puede ser ofrecido a media mañana o a media tarde y debe cubrir del 10 % al 15 % de la energía total requerida diariamente por el escolar para que pueda desempeñarse adecuadamente y no se vea afectado su rendimiento escolar durante el horario de clases”, detalló.

Rosa Salvatierra manifestó que las altas temperaturas del verano obligan a las personas a buscar alimentos más frescos para los refrigerios escolares. “Se puede considerar preparar las bebidas con agua helada para que pueda mantenerse hasta la hora del recreo escolar e incluir frutas con mayor contenido de agua y de preferencia sean enviados bien lavados y con cáscara, tales como la mandarina, naranja, granadilla, blanquillo, fresa, uvas, tumbo, entre otras”, dijo.

“La hidratación es obligatoria, pero es necesario elegir líquidos con bajo contenido de azúcar (máximo añadir 2 cucharaditas de azúcar por cada 200 ml) evitando bebidas como las gaseosas, jugos y néctares envasados. Asimismo, prescindir bebidas rehidratantes, bebidas energizantes porque estos son exclusivos para personas que realizan ejercicios físicos exigentes y actividades de alto rendimiento. Es mejor enviar agua, agua de frutas, emoliente o agua de linaza y llevar la fruta aparte”, sostuvo.

La nutricionista recalcó que el aseo diario de la lonchera es imprescindible para evitar algún tipo de contaminación. “Es importante utilizar recipientes limpios, herméticos y fáciles de abrir; así como el lavado de manos antes de consumir los alimentos”, expresó.

Comparte